Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

Aprendiendo del pasado

deportesÚltimanente le he dedicado bastante tiempo a reflexionar sobre el impacto que posiblemente tendrá en un futuro el nuevo plan del Gobierno que pretende convertir la inmensa mayoría de los centros educativos de este país en avanzados centros TIC, y por más vueltas que le doy no puedo dejar de llegar a la misma conclusión, que no es otra que de esta manera este plan seguramente está abocado al fracaso. Me explico…

Cuando en el año 1992 se celebraron las Olimpiadas en Barcelona, estando tan en boca de todos el tema de la importancia del deporte, el gobierno de esa época (parece increible que hayan pasado ya 17 años) decidió que era el momento de invertir de una manera seria y decidida por implantar programas deportivos en las escuelas. Yo, que por aquella épóca cursaba la EGB, recuerdo perfectamente las obras para reformar el patio del cole, poniendo una pista de Voley, otra de baloncesto, nuevas porterías de fútbol, así como recuerdo la gran cantidad de material deportivo que inundó mi escuela en poco tiempo.

Así mismo, se ampliaron las plazas en la escuela de Magisterio para la especialidad de Educación Física, y fueron muchos los que viendo la oportunidad de encontrar un trabajo fijo se decidieron por estudiar en el INEF, y así acceder a una de las muchas plazas de maestros o de profesores de Educación Física en los colegios de Primaria y en los Institutos de la época.

La cuestión, y siempre volvemos a lo mismo, es que esa gran inversión, si no se refuerza a lo largo del tiempo, conlleva que en muy poco tiempo, y debido al intenso uso que a estos materiales se da en los colegios, si no se renuevan y desde instancias superiores se sigue dando la misma importancia a esta materia, al final todo quede, como en muchas otras ocasiones, en agua de borrajas.

Ahora, y creo que muchos coincidiréis conmigo, en los colegios los materiales de Educación Física están desfasados, y sería necesario realizar de nuevo una gran inversión para recuperar ese espíritu de renovación.

Nos encontramos en este momento en una fase parecida, pero ya no se trata de la Educación Física, sino de las TIC, y veo atónito cómo se da mucha importancia al continente, y se deja de lado el contenido.

Ahora lo importante es que todos los alumnos tengan su propio ordenador personal, que los profesores dispongan de mucho y muy diverso material con el que reforzar las clases, pero no veo por ningún lado cómo se va a reforzar este esfuerzo en un futuro.

Cuando los ordenadores estén desfasados y se necesite renovarlos, ¿quién y con qué dinero va a hacerlo? ¿No sería mejor reforzar la industria de creación de materiales educativos tecnológicos? Tal vez sería bueno recordar que en un futuro, si las grandes editoriales no siguen creando y entregando a los profesores grandes cantidades de materiales TIC, lo más seguro es que los profesores pierdan el interés, y sin ellos este esfuerzo no va a ningún lado.

Estoy de acuerdo, porque seguro que alguien lo dirá, que los profesores también pueden crear sus propios materiales, pero estoy seguro que el número de profesores que lo harán será muy poco, mientras que la gran mayoría seguirá esperando las famosas cajas de recursos en mayo, para ver qué les ofrecen y qué pueden utilizar en sus clases durante el curso siguiente.

Será que me estoy haciendo mayor, pero sinceramente, por muy bonito que se se pretenda vender este plan, a mí no me convence.



escrito el 15 de junio de 2009 por en General,Reflexiones personales

etiquetas: , , , , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar