Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

De cómo el recorte en Investigación al final nos afecta a todos

No al recorte del presupuesto en idAunque esta noticia se publicó hace más de dos semanas, no me había atrevido a comentar nada sobre ella puesto que no disponía de los datos suficientes como para formar mi propia opinión.

La comunidad científica, preocupada por los recortes presupuestarios.

La cuestión, y no es nada nuevo, es que debido a la grave crisis económica internacional, el Gobierno ha decidido que uno de los frentes en los que puede hacer un recorte presupuestario es en el área de la investigación científica, un error que sin duda alguna acabaremos pagando muy caro.

La explicación es sencilla, y no es otra que en este país nos preocupamos muchísimo por formar excelentes científicos, los cuales, después de muchos años de estudio y sacrificio, ven recompensada su carrera mediante la otorgación de una serie de becas mal pagadas y peor consideradas, por las cuales no es extraño que muchos de ellos finalmente acaben buscándose la vida en otros países, los cuales pueden disfrutar de la bicoca que supone recibir a estos licenciados en el momento en que pueden empezar a ser económicamente rentables desde un punto de vista empresarial.

Así, podemos decir que el nivel de investigación en España es nulo o muy bajo, salvo algunas contadas ocasiones, pero no podemos decir que el nivel de los investigadores españoles sea bajo, ya que son muy reconocidos a nivel internacional.

Este año uno de los precandidatos al Premio Nóbel de física era un español que trabaja en una Universidad Alemana (Juan Ignacio Cirac), el director de los servicios sanitarios de Nueva York es un reputado psiquiatra (Luis Rojas Marcos), uno de los mayores especialistas en primatología es español y trabaja en Inglaterra (Josep Call), una de las más reconocidas neurobiólogas del mundo desarrolla su carrera en Estados Unidos  (Susana Martínez- Conde García), y así un largo etcétera, y creo que no será difícil recordar la pompa y el reconocimiento con el que se recibió a Mariano Barbacid después de que se le repescase para que se pusiera al frente del Instituto Nacional para la Investigación Oncológica, después de que este también fuese uno de los muchos investigadores que sufrieron en sus carnes la obligación (supongo que más que nada por tener la necesidad de alimentarse con dignidad) de trabajar en el extranjero, y aún así  este  investigador acaba de dimitir como Director de este centro y ha declarado públicamente en más de una ocasión su intención de volver a Estados Unidos si aquellas cosas que le prometieron no se convierten en realidad.

Así no se puede seguir, lo cierto es que la Investigación y la Educación van de la mano, y no se debe permitir que se siga transmitiendo la idea de que los científicos son seres prácticamente inútiles desde un punto de vista económico, por lo que es mejor quitárselos de encima lo antes posible, después de haber invertido grandes sumas de dinero público en su formación.

Si algo me dice la experiencia, ya que alguna vez hemos podido disfrutar de una charla en el centro donde trabajo por parte de algún reputado científico, es que estos profesionales aman su trabajo, y con capaces de transmitir a los chavales muchos conocimientos gracias precisamente a la pasión con la que los han adquirido. Por lo tanto, he aquí mi propuesta, que no es otra que la de ofrecer plazas de docencia en Educación Secundaria y en la Universidad, como profesores de pleno derecho y por la vía directa, a aquellos investigadores que hayan destacado ampliamente durante su periodo de formación.

Si se les ofreciera así el trabajo, la docencia ganaría excelentes profesionales, y ellos verían recompensado su esfuerzo con un trabajo digno que les permitiría no tener que emigrar. No olvidemos que en la mayoría de los casos los trabajos que se les ofrecen son, precisamente, como profesores, así que, si son tan valorados fuera, ¿por qué nos preocupamos tanto por dejarlos de lado en su tierra?

Creo que sería fácil convalidar la enseñanza con la investigación, ofreciendo horarios que permitiesen convalidar ambas tareas, al igual que muchos profesores de Secundaria ofrecen sus servicios en diferentes Universidades.

Y tú, ¿qué piensas de esto?



escrito el 19 de Octubre de 2009 por en General,Reflexiones personales

etiquetas: , , , , , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar