Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

TIC o TAC, el tiempo pasa y ahora resulta que no sabemos a lo que nos dedicamos

Vaya, ahora resulta que en pleno proceso para implementar las tecnologías en el aula, haciendo de ellas un recurso útil tanto para los docentes como para los alumnos, nos encontramos con el dichoso dilema que aparece cada cierto tiempo en el mundo educativo, que no beneficia a nadie y que se supone que busca mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, y que no es otro que el de un cambio de terminología que va a ocasionar, si no me equivoco, nuevos retrasos en esta implementación.

¿Que qué es lo que está pasando? Es bastante sencillo: la cuestión es que hasta ahora, cuando se hablaba del uso de las Nuevas Tecnologías en el aula se hablaba de TIC:

TIC: Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

Y ahora, vaya a saber usted si no es con cierto recochineo, nos dicen que ya no somos TIC, sino que somos TAC:

TAC: Tecnologias del Aprendizaje y el Conocimiento.

y con este cambio, comienzan los debates, de los cuales he podido asistir hace poco a uno, por parte de profesores que afirman ser TIC, y por otra parte de aquellos profesores que se sitúan en la postura contraria, afirmando que tanto ellos como sus centros de trabajo son TAC, y de momento, parece ser que no hay posibilidad de encuentro entre ambos grupos, algo así como si se estuviera librando una batalla en la que nadie está dispuesto a dar su brazo a torcer.

Así que, por una parte, tenemos a los profesores TIC, que dicen que la escuela tiene que proporcionar al alumno información con la que este debe crear su propio conocimiento, siendo por lo tanto el alumno un agente plenamente activo y responsable de su aprendizaje, por lo que, si no me equivoco, en realidad de lo que estamos hablando aquí es de un modelo constructivista de la educación. Por otra parte, tenemos a los profesores TAC, que abogan por un modelo de creación de contenidos totalmente ajustados a la realidad física, mental y evolutiva del alumno, que en este caso dispondrá de herramientas que garantizarán su aprendizaje con plenas garantías, siendo en este caso el alumno un agente receptor de dicho aprendizaje, y si ahora tampoco me equivoco, a esto en psicología se le llama modelo conductivista, y aunque ha sido muy criticado en los nuevos modelos de educación, lo cierto es que la escuela suele basarse en gran parte en sus postulados para garantizar el aprendizaje de los alumnos.

La cuestión, según he podido apreciar, es que los detractores del término TIC dicen que esas siglas no se ajustan al mundo educativo, puesto que el uso que se hace de las tecnologías en la escuela no tiene como fin ni informar ni comunicar, sino que el fin último es motivar o conseguir el aprendizaje y el conocimiento por parte de los alumnos, entre otras cosas porque ni los profesores, ni la propia escuela, ni la sociedad a la que sirve la educación, están preparadas para el modelo TIC, y a mí me parece que este argumentario, en sus premisas básicas, tiene bastante razón.

Sin embargo, aquellos que defienden el término TIC dicen que, en un mundo en el que lo realmente boyante son las tecnologías y las aplicaciones 2.0, que no son otras que aquellas que se basan en el trabajo colaborativo en red y que por lo tanto se fundamentan precisamente en la transmisión de información y comunicación, no tiene sentido alejar al mundo educativo de esta realidad acuñando un término que se ajusta como un guante a las escuelas, pero que las sitúan de nuevo lejos de la realidad social, por lo que se correría el peligro de que al ajustarnos a lo que viene a significar el modelo TAC entonces se comiencen a generar muchos contenidos educativos con una finalidad puramente pedagógica, lo cual supondría, de nuevo, aislar a la escuela del mundo que le rodea, y a lo mejor es que yo tengo un problema para posicionarme, pero es que me parece que estos profesores también tienen mucha razón, por lo menos en lo que se refiere a la gran oportunidad que tenemos ahora de mejorar el modelo educativo redefiniendo cómo debe ser y ajustándolo a la realidad en la que viven nuestros alumnos.

La verdad, el debate está en auge, y no veo visos de que se pueda llegar a un acuerdo porque finalmente lo que defienden unos y otros tiene puntos fuertes y débiles, pero lo cierto que que no creo que la escuela esté plenamente preparada para ser TIC, y tengo la esperanza de que con el tiempo, con la formación adecuada de los profesores, con un pacto educativo que deje de tocar la legislación educativa cada vez que hay un cambio en el Ministerio, y con la correcta transmisión a la sociedad de la importancia que tiene la escuela, consigamos entre todos dar el paso para dejar atrás el modelo que representa lo que son las TAC, acercando la escuela al medio que la rodea y dando al alumno más responsabilidad sobre su propio aprendizaje.

El debate está servido… y tú ¿eres TIC o eres TAC?



escrito el 12 de febrero de 2010 por en General

etiquetas: , , ,


6 Comentarios en TIC o TAC, el tiempo pasa y ahora resulta que no sabemos a lo que nos dedicamos

  1. Arturo | 12-02-2010 a las 11:13 | Denunciar Comentario
    1

    …somos dos, en un reloj?
    Creo que es muy interesante este debate, por lo que tiene de mezcla de debates…una cosa es cómo la tecnología está cambiando el mundo, incluyendo el educativo, y otra muy distinta la metodología que utilicemos para enseñar. Porque, según lo veo yo, se puede ser el profe más antiguo del mundo aunque uses un ordenador, y se puede innovar también sin tecnología.

  2. AD | 06-08-2010 a las 9:15 | Denunciar Comentario
    2

    La verdad es que es muy interesante el tema. Desde mi punto de vista yo lo veo como una necesidad. Es muy importante que los profesores vean necesaria la reconversión del sistema educativo hacia la digitalización e la interactividad. Estos son conceptos que cada vez más estan integrados en los niños ( es su día a día).

    Si que creo que pueda haber una coexistencia del sistema educativo tradicional con el uso de herramientas digitales como pueden ser la pizarra digital. Yo personalmente conozco la pizarra digital interactiva Mimio y la verdad es que ofrece muchas posibilidades; por ejemplo cada profesor puede crear sus lecciones y distribuirlas en clase, dispone de una cámara de documentos adaptable a un microscopio, un sistema de votación para hacer ejercicios colectivos o exámens tipo test…

    Os animos a visitar su página web!

    http://www.mimio.dymo.com/index.asp

  3. Cecilia | 27-04-2011 a las 11:55 | Denunciar Comentario
    3

    Realmente creo que somos las dos cosas, no tiene que ser excluyente, pero porsupuesto y puedo hablr por experiencia propia algunas veces nos demandan ser TIC por uqe es lo nuevo lo correcto sintener idea nosotros de como hacerlo y pero aun quienes no lo exigen .
    Supongo que es una cuestion de evolucion

  4. Johanna Beatriz | 26-03-2012 a las 22:38 | Denunciar Comentario
    4

    Arturo, estoy de acuerdo contigo, el uso de la tecnología no es la pócima mágica que nos va a hacer buenos maestros.

    Llegué a este artículo buscando esclarecer el término TAC, pues es la primera vez que lo leo. Y vaya enredo!! pienso que si al querer especializar las aplicaciones del aprendizaje y del conocimiento ampliamos la brecha entre la vida real y la escuela, me quedo mejor “siendo TIC” no podemos educar a nuestros hijos y estudiantes para una vida exitosa creándoles un mundo ajeno a la cotidianidad, sería educar en un mundo de mentiras o lo que es peor, uno de utopías.

    Para mí el chiste está en ser lo suficientemente audaces como maestros y aprovechar todas estas herramientas, contextos y contenidos que nos ofrecen por todos lados para acompañar a nuestros estudiantes en la aventura de construir sus propios modelos mentales y ser protagonistas de la nueva sociedad el reto es dejar atrás la sociedad de la información para construir la sociedad del conocimiento.

    Habrá que profundizar más al respecto, por ahora me atrevería a hacer una hipótesis personal: las TAC se presentan como una evolución de las TIC en las que se hace un uso planificado de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en escenarios formativos con el propósito de dar significado a los procesos de enseñanza/aprendizaje en torno a la construcción del conocimiento.

  5. jvtic | 27-03-2012 a las 7:24 | Denunciar Comentario
    5

    Hola Johanna.

    Tienes mucho razón en tu planteamiento: al final lo que no tendría sentido es pensar en una escuela lejana a la realidad de los alumnos y de la sociedad.

    Las TIC, comprendidas como simples tecnologías, de nada sirven sin formación del profesorado, sin buenas infraestructuras y sin una ley educativa que las prime como medio para conseguir objetivos pedagógicos.

    Las TAC pueden ser interesantes, pero se tienen que centrar en aquello que rodea al alumno y deben responder, por lo tanto, a los planteamientos que tiene la sociedad hacia la formación de los futuros ciudadanos.

    Es un debate complicado que todavía sigue en boga, y de ahí el fracaso del plan Escuela 2.0 y cualquier otro que venga después y que no se apoye en un planteamiento serio, que comience a gestarse en las escuelas de Magisterio.

    Un saludo Johanna, muchas gracias por el comentario.

    Javier

  6. Rosana | 05-02-2014 a las 20:07 | Denunciar Comentario
    6

    La ver es que yo debo de ser demasiado simple, desde luego muy poco versada en esto de las TIC y las TAC. Sin embargo, me voy a aventurar a compartir con vosotros lo que tengo en mi cabeza. Entiendo que las TIC se convierten en TAC en el momento en el que están al servicio del aprendizaje, es decir, no me sirve comprar pizarras digitales para utilizarlas como proyector de presentaciones de contenidos que presento (transmito)en power point, pero que antes hacía en la pizarra. Tampoco me sirve para exponer los contenidos del libro digital, muy parecidos, si no exactos, a aquellos que tenía el libro analógico. Quiero deciros con esto que las TIC nos sirven en la medida en la que nos obligan a trabajar de otra manera con nuestro alumnado, haciéndole más protagonista de su propio aprendizaje y dando sentido a los contenidos del currículo que tanto nos gustan a los docentes y que, en la mayoría de los casos, solo tienen sentido como medio para desarrollar competencias para la vida.
    Estoy de acuerdo con Arturo. Se puede innovar sin TIC, lo importante es el método más adecuado para desarrollar competencias y ese método está claro que no es el tradicional. Sin embargo es verdad que las TIC son un medio primordial para llevarnos a ese cambio. Hay un aspecto de las TIC que me parece brutal y es la posibilidad de compartir y aprender juntos. Pero tampoco hay que olvidar la mediación pedagógica en ese proceso de enseñanza aprendizaje y ahí está nuestro protagonismo como docentes.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar