Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

Una historia de siete fracasos tecnológicos que nunca fueron, pero que se pronosticaron como tal y que pudieron afectar al mundo de la educación. Y al final, la moraleja.

Lo hemos dicho infinidad de veces: el mundo educativo camina, generalmente, uno o dos pasos por detrás de la sociedad, de manera que los profesores nos hemos acostumbrado a que sea normal que tecnologías que son de uso habitual en la calle todavía no se hayan instaurado en el aula, lo que conlleva, si no me equivoco, una brecha digital que nuestros alumnos están obligados a saltar todos los días cuando cruzan la puerta que da acceso al colegio, obligándoles a pensar y a aprender (y a aprender a pensar) como lo hubieran tenido que hacer con tecnologías obsoletas hace ya algunos años.

Si a la dificultad con la que las nuevas tecnologías llegan a las aulas unimos los inconvenientes que suelen poner muchos profesores, temerosos de lo que estas tecnologías pueden hacer y poco inclinados a investigar respecto de estas materias, y sobre todo debido también a que nos dejamos guiar por gurús que, basándose o no en datos fiables, profetizan sonoros fracasos de dispositivos que todavía no han salido a la calle, entonces tenemos el caldo de cultivo necesario para que la escuela se quede anclada en el siglo XX.

Quiero plantear aquí medio en broma, pero también medio en serio, algunos vaticinios que a lo largo de la historia se han ido haciendo por parte de expertos sobre algunos dispositivos tecnológicos que todavía no habían llegado al público, y que anunciaban el fracaso de los mismos, pero que, finalmente, se acabaron imponiendo primero en la sociedad en general, y finalmente llegaron también al mundo educativo, y sin los cuales desde luego el mundo, y nuestros alumnos, no serían igual hoy día:

La television no durará porque la gente se cansara pronto de mirar una caja cuadrada todas las noches”, El autor de esta joya es Darryl Zanuck (cineasta norteamericano) en 1946.

Nadie necesitará un ordenador en su casa”, Lo dijo Ken Olsen, fundador de Digital Equipment Corporation (DEC) en 1977. Esta empresa fue adquirida por Compaq en 1998 haciendo millonarios a sus fundadores, debido al auge de ventas de equipos informáticos para uso doméstico. Como anécdota, esta empresa fue la primera en enviar correos spam por internet.

Nadie necesitara más de 640KB de memoria en su computador personal”, Bill Gates (uno que ha hecho una pequeña fortuna con esto de la informática) en 1981. Su último sistema operativo requiere la friolera de 1.048.576 KB solo para arrancar.

Internet fracasará. Ninguna página web podrá sustituir a su diario escrito”, Clifford Stoll, editor de Tecnología en el diario Newsweek. 1995. En el artículo: Razones por las que fracasará Internet.

Java está condenado al fracaso”. David Herron, Ingeniero que trabajó durante 10 años en el desarrollo de Java, y que se ve que no tenía muchas expectativas en su propio producto, dijo esto en un artículo publicado en 1997 titulado:”10 tecnologías que no tendrán una posibilidad”.

Las próximas navidades el iPod morirá”. Esta perlita la soltó Alan Sugar, fundador de Amstrad, en el año 2005.

El Kindle va a fracasar, porque la gente ya no lee”. Esto lo dijo un señor llamado Steve Jobs en el evento Macworld de 2007. Recordemos ahora que su empresa pretende revolucionar (y tiene revolucionado) el mercado editorial con un cacharro llamado iPad.

El iPhone es un aparato de divergencia, y los aparatos de divergencia siempre han fracasado, por lo que el iPhone será una gran decepción y fracasará”. Esto lo dijo Al Ries (en otros tiempos gurú del marketing), en su columna diaria del diario Advertising Age en el 2007.

Y así nos encontramos, y todavía hoy día, cada vez que una gran empresa va a sacar a la calle un nuevo dispositivo, es más que normal que inmediatamente se publiquen análisis que vaticinen su fracaso comercial. Así que esta entrada la voy a finalizar al modo de las fábulas de Esopo, en verso y con moraleja (y pido perdón por la escasa calidad literaria de estos versos. Espero que los dioses del Olimpo, en su infinita sabiduría, me perdonen por esto):

“No hagas caso de aquellos que dicen
que este ingenio fracasará
pues muchas veces lo hacen
por puro interés comercial.

Lo que a la educación bien le conviene
al final al aula llegará
lo quiera o no el discente
los alumnos, lo utilizarán”.

¡Felices vacaciones de Semana Santa a tod@s!



escrito el 29 de Marzo de 2010 por en General

etiquetas: , , , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar