Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

Evolución de la educación a distancia, del E-learning al U-learning

Hace tiempo que tenía clavada la espinita de hablar sobre las últimas tendencias en el mundo educativo referidas a la educación a distancia, y no ha podido ser hasta hoy que, por fin, he encontrado un hueco para poder reflexionar un poco sobre este tema.

La cuestión es la siguiente: el concepto de educación a distancia se encuentra en un permanente estado de cambio, lo que nos obliga a los docentes que estamos un poco interesados en este tema, a estudiar, leer, e interiorizar continuamente nuevos conceptos que podemos aplicar, con un poco de suerte, en nuestras aulas.

¿De dónde surge la enseñanza a distancia? La verdad es que es un poco difícil encontrar un punto de inicio claro a esta disciplina (si es que podemos tomarla como tal), pero creo que se podría decir que su origen se encuentra en los cursos que se realizaban, sobre todo en los años 70 y 80, a distancia y mediante el uso de contenidos en formato papel y con apoyo por parte de un profesor tutor mediante la comunicación por teléfono y en muchas ocasiones mediante correo ordinario.

Este tipo de cursos, en realidad, no han caído en desuso, y todavía existen muchas editoriales y empresas de formación que siguen vendiendo cursos en este formato, que es el más adecuado para aquellas personas que no son usuarios habituales del ordenador.

La evolución de la enseñanza a distancia continúa cuando, a finales de los años 80 y comienzo de los 90, es cada vez más habitual que la gente comience a disponer de ordenadores personales en sus domicilios. De esta manera, muchas editoriales vieron un auténtico filón en la distribución de cursos en formato CD, con apoyo de tutores vía telefónica, y estos cursos, a los que se denominaron de Enseñanza asistida por ordenador, fueron responsables, sin duda alguna, de una gran parte de la alfabetización digital de aquellos que en esos años comenzaron a emplear el ordenador de manera más o menos habitual.

Posteriormente, y con el auge de Internet, comenzaron a surgir lo que conocemos como cursos E-learning, y aquí fueron las universidades y las empresas privadas (en España destaca sobre todo Telefónica) las que comprendieron la potencia que este tipo de cursos podían tener, de manera que en muy poco tiempo se comenzaron a desarrollar una gran cantidad de cursos de este tipo, basados en la interacción tutor-alumno mediante la comunicación por Internet, siendo al principio esta comunicación mediante el correo electrónico.

Es en este punto nos encontrábamos cuando, el 31 de Enero del año 2000, se publicó la versión 1.0 de SCORM, lo que permitió que se crease el debate sobre la necesidad de estandarizar el formato de los cursos de enseñanza a distancia, puesto que era prácticamente imposible exportar los cursos que se desarrollaban conforme a estándares diferentes entre las diferentes instituciones interesadas en utilizarlos.

Al mismo tiempo que la comunidad educativa comienza a ver la necesidad de utilizar un estándar sobre el formato de publicación de los contenidos, diferentes empresas comienzan a desarrollar plataformas de formación (LMS o Learning Management System), algunos de los cuales son del tipo Open Source, como es el caso de Moodle (su primera versión se publicó el 20 de Agosto del 2002), y otros son del tipo software propietario, como por ejemplo la hoy desaparecida WebCT (la primera versión fue en 1997).

Gracias a los estándares de publicación y a la facilidad cada vez más palpable de emplear los diferentes LMS, el debate sobre el e-learning se desplaza de nuevo hacia ámbitos más educativos, puesto que diferentes estudios comienzan a dar la voz de alarma sobre el bajo grado de adquisición de los contenidos que muchos alumnos experimentan tras haber cursado un curso a distancia. Es en este momento cuando la propuesta del e-learning se desplaza hacia una propuesta más abierta y que se basa precisamente en la interacción tutor-alumno, siendo esta interacción en su mayor parte a distancia mediante las herramientas de comunicación que aparecen integradas en los LMS, pero que obliga al alumno a seguir manteniendo un contacto real con dichos tutores. A este tipo de formación se le llama B-learning (Blended-learning) y su propuesta se basa en que, al ser del tipo semi-presencial, obliga al alumno a seguir los contenidos del curso y al tutor a ser constante en el seguimiento del aprendizaje de sus alumnos para que, llegado el momento de tener la tutoria presencial, ambos se encuentren en el mismo momento del proceso educativo.

La modalidad B-Learning es una de las más extendidas hoy día, y creo no equivocarme si aseguro que, la mayoría de los cursos de educación a distancia, se basa en sus postulados para asegurar que los objetivos didácticos marcados en el curso se cumplen a la perfección.

Hoy día, gracias a la popularización de la telefonía móvil y a la cada vez más potente tecnología de que disponen los dispositivos móviles, se está generando una nueva corriente que tiene una fuerza enorme, sobre todo en la enseñanza de niveles medios, que es el M-Learning (Mobile Learning). Aquí, dispositivos como el IPhone, el IPod Touch, el IPad (sí, ya sé que son todos de Apple…) y el desarrollo de las experiencias del Proyecto One Laptop per Child, han supuesto la puesta en el mercado de una gran cantidad de dispositivos del tipo Notebook hasta el punto de que los planes de formación de la mayoría de los gobiernos pasan por entregar a los alumnos un equipo de este tipo, por lo que las expectativas que podemos tener son que, cada vez más, se van a ir generando nuevas estrategias de negocio basadas en la formación a distancia mediante el uso de dispositivos móviles.

Por último, hoy día se está comenzando a hablar de un nuevo tipo de formación, el U-Learning (Ubiquitous learning). Este tipo de formación es realmente interesante, y desde mi punto de vista es el que más expectativas tiene de causar un impacto muy positivo en la población en general, puesto que se basa en la idea de que, si nuestra manera de aprender no se basa en la formación puramente académica, y en cierta manera nunca dejamos de aprender independientemente de dónde nos encontremos, entonces es posible generar expectativas de formación basadas en formatos tecnológicos que son fácilmente adquiribles y accesibles por la inmensa mayoría de la población. Así, tiene mucho que decir los nuevos formatos de televisión a la carta, la TDT, u otros nuevos dispositivos que sin duda aparecerán y que tendrán una conectividad total, es decir, conectividad a Internet en cualquier parte y a cualquier hora, y que permitirán crear contenidos educativos que se basarán en diferentes tecnologías, siendo las audiovisuales sin duda alguna las que más expectativas de crecimiento tienen.

En fin, espero que este resumen os haya resultado interesante. Yo al menos me he sacado la espinita al haberlo puesto por escrito.

Un saludo a tod@s y nos seguimos viendo/leyendo en próximas entradas.



escrito el 30 de abril de 2010 por en General

etiquetas: , , , , , , ,


1 Comentario en Evolución de la educación a distancia, del E-learning al U-learning

  1. cursos 2011 | 13-10-2011 a las 14:54 | Denunciar Comentario
    1

    La capacitación a distancia es indispensable en estos tiempos. Ampliar y actualizar los conocimientos es fundamental a la hora de conseguir un empleo digno que asegure una buena calidad de vida, sin embargo no todas las personas disponen del tiempo necesario para llevar a cabo la formación oportuna. Mediante los cursos a distancia es la capacitación la que se adapta al tiempo y espacio de los estudiantes para proporcionar una educación de calidad que además es muy práctica y accesible.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar