Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Javier Gómez Torres

Editor TIC en el Grupo SM

¿El LMS debe morir?

Hace ya algún tiempo, en una de las primeras entradas sobre SCORM que publiqué en este blog, comenté que una de las primeras preguntas que debe realizarse cualquier institución que piense introducirse en el mundo del aprendizaje a distancia es si realmente necesita desarrollar una estrategia basada en el estándar SCORM, que en ocasiones peca de ser demasiado estricto y poco flexible como para permitir que se consigan plenamente los objetivos que dicha institución se haya marcado a la hora de hacer la planificación del proyecto.

Pues bien, en el interesantísimo blog http://www.learningconversations.co.uk han publicado una entrada, con el nombre “The LMS must die” que viene a refrendar lo que en su momento expuse, por lo que me voy a permitir comentar los puntos que considero son más interesantes de su argumentación.
En primer lugar, los autores de esta entrada nos indican cuáles son las ventajas de utilizar SCORM, resumiéndolas en las siguientes:

– Gracias a SCORM, dispondremos de un único repositorio donde estarán disponibles los contenidos de nuestros cursos.

– Gracias a SCORM, es fácil asignar roles a los diferentes participantes del curso online para establecer las jerarquías necesarias para que se produzca de manera satisfactoria el proceso de enseñanza-aprendizaje.

– Gracias a SCORM, es realmente sencillo automatizar diferentes estrategias de aprendizaje, como pueden ser el permitir el acceso a determinados contenidos en el entorno de una fecha concreta.

– Por último, gracias a SCORM podemos obtener una valiosa información sobre los materiales empleados por el alumno así como el estado de completitud de los objetivos marcados por el uso de dichos materiales.

Así mismo, los autores nos indican las bondades de este estándar hacia los alumnos, los cuales como es lógico no tienen que saber qué es SCORM ni tienen que conocer absolutamente nada sobre él:

– Gracias a SCORM, los alumnos podrán disponer de un único lugar al que acudir para completar su aprendizaje.

– Gracias a SCORM, el alumno dispondrá de los materiales que los adminitradores y tutores hayan realizado y adaptado al nivel del alumno.

– Gracias a SCORM, el alumno podrá recibir un feedback casi inmediato sobre lo que ha hecho, lo que está haciendo, y lo que deberá hacer en un futuro para completar su aprendizaje.

– Por último, gracias a SCORM el alumno podrá disponer de un repositorio casi ilimitado sobre todo el proceso de aprendizaje que ha desarrollado dentro de la plataforma LMS.

Ahora bien, tal y como muy acertadamente nos dicen los autores, nos tenemos que preguntar: ¿Todos estos parebienes no los podemos encontrar en otras herramientas, sin tener que ceñirnos a las normas de SCORM? La respuesta es sí, y por ello los autores nos indican que previa a la elección de este tipo de formatos para la creación de cursos, lo que nos tenemos que preguntar es qué queremos y si es imprescindible emplear SCORM.

Uno de los mayores problemas que nos vienen a comentar desde este blog se refiere precisamente a que el encapsulamiento de los contenidos y su publicación dentro de los LMS impide que estos conocimientos sean indexados por los motores de búsqueda, por lo que en cierta manera obliga al alumno a prescindir de uno de los métodos de aprendizaje más extendidos en la actualidad, que no es otro que el de utilizar motores de búsqueda. Por otra parte, el alumno se ve incapacitado para, en un futuro, poder hacer referencia a los contenidos que se encuentran dentro del LMS, puesto que como es lógico son inaccesibles para cualquier persona a la que la organización no facilite un acceso al LMS.

Para evitar estos problemas, los autores nos indican que es posible que mediante el uso de herramientas 2.0 (blogs, foros, etc.) se puedan conseguir los mismos objetivos que mediante los LMS, evitando así mismo los problemas derivados de encerrar el aprendizaje dentro de una plataforma.

Sin duda es un debate interesante, puesto que como es lógico muchas empresas e instituciones preferirán que el conocimiento que imparten a sus empleados sea secreto, o al menos no fácilmente accesible por sus competidores, pero la duda queda abierta cuando no es necesario este secretismo… ¿es entonces realmente necesario utilizar SCORM?



escrito el 31 de agosto de 2010 por en General

etiquetas: , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar